EL EXPERIMENTO

EL EXPERIMENTO

Rómulo Lander [Caracas]

Este film alemán de Oliver Hirschbiegel realizado en 2001 ganador de varios premios internacionales, nos cuenta la historia de un drama de naturaleza experimental que ocurre en la ciudad de Colonia (Alemania) en el tiempo actual. Está basado en un experimento real llevado a cabo en 1971 en la Universidad de Stanford (California, USA). Este experimento real tuvo que ser interrumpido al final de la primera semana porque se convirtió en algo violento e incontrolable. Se trata de un experimento que estudia los efectos producidos en la conducta observable de ciudadanos saludables universitarios, que entran en situación de encarcelamiento. El experimento se propone estudiar los efectos producidos en la mente de supuestos prisioneros voluntarios y supuestos carceleros voluntarios, mientras se someten por un salario, a una situación de confinamiento y de pérdida de la libertad. Cualquier participante pueden retirarse del experimento en el momento que así lo desee, pero pierde su paga. Los participantes fueron elegidos al azar, por un aviso en la prensa y con una oferta de pago en dinero, que era alta. El experimento debía durar dos semanas con unas reglas precisas muy simples y con la expresa prohibición del uso de la violencia, para ambos participantes: Prisioneros y carceleros. El experimento sería neutralmente monitoreado [mas no dirigido] por los directores científicos del experimento, a través de un circuito cerrado de televisión.

Universidad de Stanford, E.U. 1971.

“¿Que es lo que sucede cuando se coloca a gente buena en un lugar maligno? ¿Podrá la humanidad vencer al mal o será este el que triunfe? Estas son algunas de las preguntas que intentamos responder en una dramática simulación de la vida en la prisión, conducida en el verano de 1971 en la Universidad de Stanford.”

– Extracto del Site oficial del Experimento Zimbardo –

El experimento de la Prisión de Stanford fue un hito en el estudio psicológico de la respuesta humana al cautiverio, en particular, a las condiciones reales de la vida en una prisión y de los efectos de la imposición de roles sociales al comportamiento.

Presentaré dos tipos de comentarios: primero, presentar los efectos psíquicos observados en el film en <prisioneros, carceleros y directores> y segundo, presentar lo que considero una metáfora socio-política provocada por el presente film y que aplica a los tiempos actuales en Venezuela.

1 Los efectos del experimento en la Psique de los participantes

El experimento esta diseñado para transcurrir en un espacio cerrado. Este experimento pertenece a la dinámica propia de una institución cerrada en donde existe una clara pérdida de la libertad.

Este Experimento además de ocurrir en un <ambiente cerrado, confinado y sin libertad> se complementa con métodos de <privación sensorial> como son el uso de la oscuridad total, el aislamiento ocasional arbitrario de prisioneros y los cambios arbitrarios de horarios que confunden el ritmo biológico circasiano y de alimentación.

El confinamiento y consecuente <perdida de libertad> contribuye a la aparición de la rápida <regresión psíquica> en todos los sujetos participantes. Las personas que en la entrevista inicial se mostraban adecuadas a su ambiente externo y que aparecen como colaboradores y ajustados a la realidad, comienzan a mostrar conductas y pensamientos regresivos y primitivos, cada vez más inadecuados.

Esto contribuye a la exageración grotesca de los síntomas psíquicos que cada uno lleva dentro de si mismo el día en que ingresa al experimento.

Así vemos por el lado de <los prisioneros> los síntomas fóbicos del prisionero 89 que se niega a tomar la leche. El prisionero 69 se encierra en si mismo y muestra un aislamiento interior marcado y progresivo. Luego el prisionero 77 personaje central del film, muestra una conducta cada vez más desafiante a la autoridad de los guardias. Esta conducta provocadora y desafiante podría entenderse de dos formas (a) como voluntaria para producir <una historia mejor> para el reportaje que secretamente este prisionero esta elaborando en su mente. (b) podría entenderse como una tendencia propia en la personalidad del prisionero 77, al desafío y rebeldía a la autoridad paterna. Tal como lo muestra en la rebeldía que se observa en la entrevista con el Jefe del periódico. O una combinación de ambas. En todo caso progresivamente se exagera su actitud y conducta desafiante y provocadora.

Y por el lado de <los carceleros> observamos al carcelero <Elvis> quien se muestra inadecuado en su función de autoridad y observamos la aparición de un sadismo cruel progresivo, como una defensa que desarrolla ante su patética inadecuación. Este sadismo se hace más dramático cuando descubre que tiene un verdadero poder sobre los prisioneros. Sus actuaciones son cada vez más y más crueles.

En el film se observa como el ejercicio directo y simple del poder de los carceleros es un factor alienante y regresionante en la psique de los propios carceleros. Es bien conocido el axioma: <El poder intoxica la mente>. Los carceleros progresivamente se dan cuenta que <tienen a los prisioneros en sus manos>.

El líder malvado central del film, el carcelero <Berus> encarna los efectos de esta intoxicación del poder. Desencadenado por las ofensas públicas recibidas del prisionero 77, el carcelero <Berus> sufre de una crisis paranoica psicótica, con pérdida de la realidad, que lo lleva a desconocer las reglas y las autoridades naturales del experimento. Los sentimientos de odio paranoico lo llevan al acto de la violencia expresada en el episodio de tortura sobre el prisionero 77 donde le cortan el pelo, le orinan encima y casi accidentalmente lo asfixian. Y luego en la violencia progresiva final. Este personaje <Berus> muestra una problemática sexual, donde muestra deseos homosexuales reprimidos, en conflicto consigo mismo. Su inconformidad con estos deseos sexuales reprimidos, con el consecuente odio y rechazo a si-mismo, lo llevan a un mayor sadismo paranoico.

Los carceleros descubren <la sumisión> y <la humillación> como herramientas y métodos efectivos, para lograr el dominio sobre el otro. Aparece la humillación como método de dominación y luego aparece el cántico de sumisión: Esto lo observamos cuando los carceleros le hacen cantar una y otra vez a los prisioneros <ningún hombre se saldrá del guacal> etc. Y luego la respuesta obligada de sumisión, a viva voz que deben pronunciar los prisioneros: <Si, Señor Guardia de la prisión>

El Dr. Thom Jefe del experimento padece de ambición exagerada y niega el peligro que la Dra. Jutta trata de mostrarle. Lo que le importa es el inminente descubrimiento de algo, no importa el peligro de daños y posible muerte que corren todos los participantes <carceleros y prisioneros>. El Jefe desea un triunfo científico. Esa es su patología mental que se encuentra acentuada durante el experimento: <la ambición de ser un científico famoso>. Necesidad narcisista de <fama> en la cual no importa el precio a pagar.

En su ceguera ambiciosa del Jefe (Dr. Thom) quien padece de esta clara negación (una forma de ceguera selectiva) solo es capaz de reconocer la existencia de algunos efectos en los prisioneros: el describe la <impotencia, sumisión y perdida de la individualidad> de algunos prisioneros. No es capaz de reconocer otros efectos, como el sadismo creciente y desproporcionado en las filas de los carceleros que se han organizado como una pandilla, que progresivamente solo reconoce el liderazgo de <Berus>. No reconoce el colapso mental de al menos tres prisioneros. Tampoco la crisis fóbica del prisionero 69 que desea abandonar el experimento y así se lo pide en una entrevista pedida al efecto. El prisionero le ruega y el no se lo permite, para que luego sea sometido por los carceleros a la humillación, con el letrero que le causara la muerte.

El experimento se hace autónomo cuando el Jefe Thon sale de viaje. El carcelero <Berus> en su lectura paranoica psicótica, cree que ese viaje es un <test> o <una prueba> para él y cierra las celdas al control externo. Allí el experimento pasa a tener <autonomía con evolución espontánea>. El experimento ya no lo controla nadie, ni los Jefes, ni los carceleros y menos los prisioneros. Se desata una violencia sádica cruel incontrolada. Muere el prisionero 89 y empieza el desenlace del film con toda la violencia y muerte que allí presenciamos.

En conclusión observamos un experimento propio de una <institución cerrada> con algunos métodos de <privación sensorial> y el despliegue de un verdadero poder de unos sujetos sobre otros, con su consecuente efecto de intoxicación, donde todos los sujetos del experimento muestran una progresiva regresión psíquica con manifestaciones sintomáticas de crueldad sádica y desorganización mental, tanto en los directores, como en los prisioneros y carceleros.

2 Metáfora socio-política que aplica a los tiempos actuales en Venezuela.

Encuentro que es posible hacer una lectura del texto del film como una metáfora de lo ocurrido en Alemania con el fenómeno del nacional socialismo y la aparición de la II guerra mundial. También podría leerse como lo que está ocurriendo en la Venezuela de hoy en día con la llamada <revolución bolivariana>.

Esta lectura sería la siguiente:

Si consideramos a los prisioneros como representantes del pueblo alemán, si consideramos al líder malvado <Berus> como metáfora de Adolfo Hitler y consideramos a los Jefes del experimento (Drs. Thon y Jutta) como una metáfora de los políticos e intelectuales que permitieron el acceso al poder a Adolfo Hitler en 1933, entonces podemos decir que el film muestra como el pueblo alemán es inocente y victima de las maldades sádicas psicóticas de <Berus-Hitler> y como las fuerzas vivas (políticas e intelectuales) alemanas que pusieron a Hitler en el poder <Drs. Thon y Jutta> tienen gran responsabilidad como cómplices involuntarios …<el experimento social se les salió de las manos>… se salió de su control, desatando en forma autónoma incontrolable la maldad intrínseca paranoica de <Berus-Hitler> que produjo todo el holocausto europeo. Es solo a través de la guerra mundial (como una bola de fuego) ejercida por los prisioneros del experimento (los pueblos sufrientes del mundo), lo que va a ser capaz de detener ese proceso sádico autónomo desatado.

En Venezuela el pueblo inocente (harto de la corrupción previa) elige libremente a un nuevo líder carismático que ofrece prosperidad y justicia para todos. (Berus-Chavéz). Los intelectuales y políticos profesionales en la Venezuela del momento (representados por Drs. Thom y Jutta) apoyan este experimento político <revolucionario bolivariano> y se convierten en cómplices pasivos e involuntarios de un proceso totalitario no previsto, dirigido por un líder carismático paranoico grandioso (Berus-Chavéz). Rápidamente estos mismos políticos intelectuales se convierten en víctimas del proceso totalitario creado. El proceso revolucionario bolivariano (el experimento) se hace autónomo. Ya no lo dirige nadie. Ni el líder carismático paranoico (Berus-Chávez), ni los políticos intelectuales (Thom y Jutta), ni el pueblo venezolano sufirnete (los prisioneros).

El experimento es un proceso autónomo totalitario sádico y destructivo que nos lleva a todos, carceleros, prisioneros y directores a la guerra y al fin del mundo representado por la destrucción de las instituciones y la destrucción del país productivo. Tal como lo enseña la película y la historia universal, este proceso autónomo totalitario, solo lo detiene la misma violencia que el proceso ha creado. Una violencia ejercida como única salvación por los propios prisioneros que representan al pueblo víctima que eligió al líder paranoico grandioso.